Té Frío Con Limón Y Menta

Servirse un té frío, más aún cuando las temperaturas son altas, siempre es bienvenido.  Además de agradable, nos refresca bastante.

Esta es una clásica receta para preparar esta tradicional bebida. Las recomendaciones generales son:

  • Si va a preparar más de una porción, solo basta elaborar un concentrado de té en la medida para una taza (250 cc). Por ejemplo, poner dos o tres bolsitas del té de su preferencia en el recipiente donde preparará el té.
  • Se recomienda prepararlo en tetera o en un jarro de vidrio templado, de esta manera, tendrá la bebida disponible en un periodo de tiempo más breve.
  • La cantidad de jugo de limón es a elección personal. Puede ser desde un chorro, hasta el jugo de un limón entero para un vaso grande. Y por supuesto, adaptar la cantidad de endulzante a esa cantidad. Yo suelo usar el jugo de  ½ limón y una cucharadita de miel por vaso individual.
  • Las hojas de menta fresca deben incorporarse a la preparación cuando la bebida esté ya tibia, nunca al agua hirviendo o muy caliente; si no, las hojas se quemarán y ya no tendrán su atractivo y característico color verde.
  • Las cáscaras de limón para incorporar a la bebida, deben ser cortada muy finas, sin la membrana de color blanca, así no se amargará el té.
  • De preferencia, preparar esta bebida una ½ hora antes de servir para que así los aromas y sabores se integren mejor, especialmente el de la menta fresca y las cascaritas de limón.

TÉ FRÍO CON LIMÓN Y MENTA

Ingredientes:

  • Bolsita de té verde, té de menta o de té negro. (También, puede ser té en hojas, si lo desea).
  • Miel o el endulzante de su preferencia
  • Agua caliente y agua fría
  • Hojas de menta fresca
  • Cáscaras de Limón y  jugo de limón
  • Hielo
  • Jengibre (opcional)

Preparación:

  1. Hierva el agua a la temperatura recomendada, dependiendo del té de su elección. Si es negro o de hierbas a 100  grados C.  Si elige el té verde, a 80 grados C.
  2. Echar el agua caliente, con el té previamente en su interior, en un jarro de vidrio templado,  o bien en tetera de té. Permita que repose desde unos 7 a 10 minutos.
  3. Ahora, retire la(s) bolsa(s) de té de la tetera, agregue la miel o endulzante de su agrado y  el jugo de limón.
  4. Mezcle bien con una cuchara, traspase a un jarro de vidrio o bien a los vasos individuales  e incorpore las cáscaras de limón y  agua fría para completar las medidas, si ha preparado más de una o dos porciones.
  5. Si lo desea, y no es riesgo para su salud, pues suele subir la presión arterial, puede agregar jengibre rallado a gusto.
  6. Incorporar  las hojas  frescas de menta. Lleve a enfriar a la nevera (refrigerador).
  7. Al momento de servir,  puede agregar hielo si prefiere y una rodaja de limón para decorar.
  8. Ahora, a disfrutar de esta refrescante y deliciosa bebida.

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s