Sueño Azul de Elicura Chihuailaf

Elicura Chihuailaf

Hoy he querido destacar a un poeta interesante, quien tal vez represente a una persona que vive y siente una armonía y comunión con la naturaleza, con sus raíces ancestrales;  algo así como un viento que fluye  suave susurrando al oído palabras vivas plenas de magia y  sabiduría.

Elicura Chihuailaf Nahuelpan, es un poeta y traductor mapuche nacido en la Comunidad  Quechurehue, ubicada en la comuna de Cunco, Provincia de Cautín, Chile.

Según el mismo autor, elicura, su nombre, significa “piedra transparente” y chihuailafneblina extendida sobre un lago“; “hasta mi nombre me marcaba para escribir poemas”, confesó en una entrevista del año 1994.

La mayor influencia sobre su producción literaria -aunque ajena a los cánones de la cultura escrita- la ejercieron sus abuelos, padres, tíos y tías; quienes cantaban a orillas del fogón como preparativo ritual, pues su abuelo era lonko de la comunidad. Elicura Chihuailaf cuenta que sus abuelos y abuelas le hablaban en mapudungun ; sus padres, tíos y tías en español y mapudungun. De ellos aprendió el nvtram o Arte de la conversación y el ngvlam, Consejo de los mayores.

SUEÑO AZUL

La casa azul en que nací está situada en una colina
rodeada de hualles, un sauce, castaños, nogales
un aromo primaveral en invierno
—un sol con dulzor a miel de ulmos—chilcos rodeados a su vez de picaflores
que no sabíamos si eran realidad o visión ¡tan efímeros!
En invierno sentimos caer los robles partidos por los rayos.


En los atardeceres salimos, bajo la lluvia o los arreboles, a buscar las ovejas
(a veces tuvimos que llorar la muerte de alguna de ellas, navegando sobre las aguas)
Por las noches oímos los cantos, cuentos y adivinanzas a orillas del fogón
respirando el aroma del pan horneado por mi abuela, mi madre, o la tía María
mientras mi padre y mi abuelo —Lonko de la comunidad— observaban con atención y respeto.

Hablo de la memoria de mi niñez y no de una sociedad idílica
Allí, me parece, aprendí lo que era la poesía
las grandezas de la vida cotidiana, pero sobre todo sus detalles
el destello del fuego, de los ojos, de las manos.
Sentado en las rodillas de mi abuela oí las primeras historias de árboles
y piedras que dialogan entre sí, con los animales y con la gente.


Nada más, me decía, hay que aprender
a interpretar sus signos
y a percibir sus sonidos que suelen esconderse en el viento.
Tal como mi madre ahora, ella era silenciosa

y tenía una paciencia a toda prueba
Solía verla caminar de un lugar a otro, haciendo girar el huso, retorciendo la blancura de la lana.
Hilos que en el telar de las noches se iban convirtiendo en hermosos tejidos
Como mis hermanos y hermanas
—más de una vez—
intenté aprender ese arte, sin éxito.
Pero guardé en mi memoria el contenido de los dibujos
que hablaban de la creación y resurgimiento del mundo mapuche
de fuerzas protectoras, de volcanes, de flores y aves.

También con mi abuelo compartimos muchas noches a la intemperie.
Largos silencios, largos relatos que nos hablaban del origen de la gente nuestra
del primer espíritu mapuche arrojado desde el Azul.


De las almas que colgaban en el infinito como estrellas.
Nos enseñaba los caminos del cielo, sus ríos sus señales.
Cada primavera lo veía portando flores en sus
orejas y en la solapa de su vestón
o caminando descalzo sobre el rocío de la mañana.
También lo recuerdo cabalgando bajo la lluvia
torrencial de un invierno entre bosques enormes.

Era un hombre delgado y firme
vagando entre riachuelos, bosques y nubes.
Veo pasar las estaciones:
Brotes de Luna fría (invierno), Luna del verdor (primavera)
Luna de los primeros frutos (fin de la primavera y comienzo del verano)
Luna de los frutos abundantes (verano)
y Luna de los brotes cenicientos (otoño).


Salgo con mi madre y mi padre a buscar
remedios y hongos:
la menta para el estómago, el toronjil para la pena
el matico para el hígado y para las heridas

el coralillo para los riñones —iba diciendo ella.
Bailan, bailan, los remedios de la montaña
—agregaba él
haciendo que levantara las hierbas entre mis manos.
Aprendo entonces los nombres de las flores y de las plantas
Los insectos cumplen su función
Nada está de más en este mundo
El universo es una dualidad:
lo bueno no existe sin lo malo.
La Tierra no pertenece a la gente
Mapuche significa Gente de la Tierra

me iban diciendo
En el otoño los esteros comenzaban a brillar.
El espíritu del agua moviéndose sobre el lecho pedregoso,
el agua emergiendo desde los ojos de la Tierra.
Cada año corría yo a la montaña para asistir
a la maravillosa ceremonia de la naturaleza.

Ceremonia mapuche


Luego llegaba el invierno a purificar la Tierra
para el inicio de los nuevos sueños y sembrados.
A veces los guairaos pasaban anunciándonos
la enfermedad o la muerte.
Sufría yo pensando que alguno de los
mayores que amaba,
tendría que encaminarse hacia las orillas
del Río de las Lágrimas
a llamar al balsero de la muerte
para ir a encontrarse con los antepasados
y alegrarse en el País Azul.
Una madrugada partió mi hermano Carlitos.
Lloviznaba, era un día ceniciento.
Salí a perderme en los bosques de la
imaginación (en eso ando aún).
El sonido de los esteros nos abraza en el otoño
Hoy, les digo a mis hermanas Rayén y América:
Creo que la poesía es sólo un respirar en paz
—como nos lo recuerda nuestro Jorge Teillier—
mientras como Avestruz del Cielo por todas
las tierras hago vagar mi pensamiento triste.

Y a Gabi Caui Malen y Beti, les voy diciendo:
Ahora estoy en el Valle de la Luna, en Italia
junto al poeta Gabriele Milli.
Ahora estoy en Francia, junto a mi hermano Arauco
Ahora estoy en Suecia junto a Juanito Cameron
y a Lasse Söderberg.
Ahora estoy en Alemania, junto a mi querido
Santos Chávez y a Doris.
Ahora estoy en Holanda, junto a Marga,
a Gonzalo Millán y a Jimena, Jan y Aafke,
Juan y Kata.
Llueve, llovizna, amarillea el viento en
Amsterdam.
Brillan los canales en las antiguas lámparas
de hierro y en los puentes levadizos.
Creo ver un tulipán azul, un molino cuyas
aspas giran y despegan.
Tenemos deseos de volar: Vamos, que nada
turbe mis sueños —me digo
Y me dejo llevar por las nubes hacia lugares desconocidos por mi corazón
.

Entre sus referentes propiamente literarios se cuentan “autores como González Vera, por ejemplo, Cuando era muchacho, Alhué; Nicomedes Guzmán, Los hombres oscuros, La sangre y la esperanza; Manuel Rojas con todos sus cuentos, especialmente, El vaso de leche, que hasta el día de hoy me conmueve”.

La aparición de la poesía mapuche produjo un cambio en la concepción de la historia literaria chilena, organizada en torno a las grandes figuras de Mistral, Huidobro, de Rokha, Neruda o Parra. En este sentido, uno de los debates que acompañó la aparición de este y otros poetas problematizó su incorporación a dicha tradición, considerando a la poesía mapuche como una producción cultural autónoma, arraigada en la oralidad y alejada de las pautas europeas simbolistas y modernistas de la poesía y la figura autoral del poeta. Abogando por la creación de un discurso autónomo, parte de la poesía mapuche también se planteó críticamente frente al Estado chileno a través de la expresión de su cosmovisión e idiosincrasia como bandera de lucha frente a la marginación cultural.

En medio de este panorama, Elicura Chihuailaf ha desempeñado el papel de mediador cultural, al ser una de las voces más representativas en la apelación crítica al Estado chileno, reivindicando el diálogo intercultural por medio de su intensa labor como traductor español-mapudungun.

El invierno y su imagen (1977) fue su primer libro de poemas; más tarde, en julio de 1983 apareció el primer número de la revista Poesía Diaria que dirigió junto a Guido Eytel. Volvió a publicar recién diez años más tarde, en 1988, En el país de la memoria, libro con el que ingresó en un circuito crítico más amplio. En 1991 reeditó su primera publicación, incorporando nuevos poemas, con el título El invierno, su imagen y otros poemas azules. En el año 1995 publicó De sueños azules y contrasueños, que ganó el premio del Consejo Nacional del Libro y la Lectura para la Mejor Obra Literaria. En poesía también publicó Sueños de luna azul (2008).

Aunque no de manera exclusiva, esta poesía se emparenta con los discursos públicos mapuche y los problemas de sus comunidades. El panorama actual, desde la década del noventa en adelante, ha traído consigo el surgimiento de nuevos sujetos mapuche en el campo intelectual y en el contexto urbano, los que dan cuenta de la heterogeneidad del mundo mapuche.

Su labor como traductor ha sido un valioso aporte en la aplicación de políticas educacionales bilingües español-mapudungun y en los esfuerzos por afianzar los puentes que den lugar a un diálogo equitativo con las culturas indígenas. En 1996, Chihualaf antologó y tradujo la poesía de Pablo Neruda en Todos los cantos / Ti kom vl. Además, estuvo a cargo de la versión al mapudungun de La Araucana de Ercilla, publicada en 2006, La Araucana / Ta awkan mapu mew, y tradujo la obra de Víctor Jara, Canto Libre / Lliz Vlkantun (2007). En 2009 compiló la edición bilingüe de Poesía y Prosa Chilena del siglo XX (para estudiantes) / Ülkantun ka epew Chile mapu mew (kom chi pu chillkatufe).

Una de las propuestas centrales de Elicura Chihuailaf es la oralitura como actividad propia de las culturas indígenas en América. Asimismo, la diferencia radical que asume el Estado mapuche respecto del chileno ha permitido instalar el tema de la otredad en nuestra cultura y promover la relectura y reescritura de la historia, así como volver a formular preguntas en torno a las identidades nacionales desde una perspectiva étnica.

En el año 2020 su trabajo literario fue reconocido con el Premio Nacional de Literatura.

El rol de la mujer en la sociedad mapuche es muy importante y valorado.
Mujer mapuche
Gastronomia mapuche
Mujer joven mapuche tocando el cultrun.
Arte textil mapuche

Fuente de Texto: http://www.memoriachilena.gob.cl

3 comentarios

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s