“Té”, un Poema de Carol Ann Duffy

La poesía tiene el poder de elevar las cosas pequeñas de la vida hasta darles un significado brillante. El amor también hace esto. En ambos estados, los objetos simples pueden asumir un gran valor al lograr dar un sentido profundo a los sentimientos complejos.

Un ritual diario, como hacer té, es similar a beber un té exótico cuando estás enamorado, como vemos aquí en este entrañable poema de la poetisa británica Carol Ann Duffy.

Carol Ann Duffy

Me gusta servir tu té, alzar

la tetera pesada e inclinarla,

para que el líquido fragante fluya en la taza de porcelana.

O cuando estás fuera, o en el trabajo,

Me gusta pensar en tus manos ahuecadas mientras bebes,

Y en la casi leve sonrisa de tus labios.

Me gustan las preguntas, ¿Azúcar? ¿Leche?

Y las respuestas que no sé de memoria, todavía,

porque  veo tu alma en tus ojos, y me olvido.

Jazmín, Pólvora*, Assam, Earl Grey, Ceilán,

Me encantan los nombres de té.

¿Cuál te gustaría? Yo digo…

Pero es cualquier té para ti, por favor, a cualquier hora del día.

Mientras las mujeres cosechan en las laderas

Recogiendo las hojas más dulces en el monte Wu-Yi,

yo soy tu amante, enamorada, sirviendo tu té.

* Con el nombre de Pólvora, en ingles gunpowder se conoce a una variedad de té verde cultivado en la provincia china de Zhejiang y llamado así por su parecido visual a la pólvora, ya que al recolectarse las hojas son enrolladas en forma de bolitas para mantener mejor sus propiedades.

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s