Preguntas a la hora del té de Nicanor Parra

Preguntas a la hora del té , antipoema del poeta chileno Nicanor Parra, quien se autodefine como antipoeta, pues con su lema: “romper con todo”, elaboró una obra de carácter lúdica y contingente al apartarse de los cánones clásicos de la lírica e incluir en sus poemas, llamados por el mismo como “artefactos”, elementos tales como el humor y la ironía, presentando personajes que encarnan al antihéroe y versos, que en su sintaxis y léxico, obedecen al lenguaje cotidiano.

En Preguntas a la hora del té, se percibe un cierto tono melancólico en la voz del hablante lírico, quien busca respuestas a algunos de los tópicos existenciales, aunque siempre fiel a su estilo lúdico.

Preguntas a la hora del té

Nicanor Parra

Este señor desvaído parece

una figura de un museo de cera;

mira a través de los visillos rotos:

qué vale más, ¿el oro o la belleza?

¿Vale más el arroyo que se mueve

o la chépica fija a la ribera?

A lo lejos se oye una campana

que abre una herida más, o que la cierra:

¿Es más real el agua de la fuente

o la muchacha que se mira en ella?

No se sabe, la gente se lo pasa

construyendo castillos en la arena.

¿Es superior el vaso transparente

a la mano del hombre que lo crea?

Se respira una atmósfera cansada

de ceniza, de humo, de tristeza:

lo que se vio una vez ya no se vuelve

a ver igual, dicen las hojas secas.

Hora del té, tostadas, margarina,

todo envuelto en una especie de niebla.

(Poemas y antipoemas, Santiago de Chile, Nascimento, 1954)



			

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s